<<< texto >>>




               abuso de poder  
     acoso moral
     a.psicológico
     a.laboral
     amilanar
     caterva
     chinchar
     chivo expiatorio
     hostigar
     intimidación
     luz de gas
     machacar
     mal de ojo
     matonismo
     ningunear
     putear
     tener manía

     abús de poder
     acaçament
     assetjament
     a.moral
     a.psicològic
     a.laboral
     catèrvola
     empaitar
     encalçament
     bescantar
     boc emissari
     fustigar

     bossing
     bullying
     mobbing
     emotional abuse
     harassment
     mistreatment
     stalking
     whistleblowing

     abus de pouvoir
     harcèlement
     h.au travail
     h. moral
     h. psychologique
     harassement
     bizutage
     tête de turc

   Pesten
    Pesterijen     
    Intimidatie
    Vijandig gedrag     Psychoterreur     
    Vernederen
    Negeren
    Isoleren
    Sociale uitsluiting

..

MOBBING.NU
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates | foros.nu
Noticias de Mobbing OPINION | archivo de noticias | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda

 

Resumen del tema para familiares y colegas de trabajo.
C.L.A.M. Contra l'Assetjament Moral. Catalunya 2001

 

1 ¿Qué es mobbing o acoso moral? Con el mobbing se describen situaciones, en las que se victimiza y "machaca" de una manera injusta, hostil y dañina a empleados (mayoritariamente solo uno) por parte de sus superiores, sus compañeros y/o sus subordinados en una empresa u otra organización durante un largo periodo de tiempo.

2 ¿Cuál es la diferencia entre un conflicto normal y el mobbing? No debemos confundir los conflictos cotidianos con el mobbing, aunque un conflicto no resuelto, latente, del que no se habla, puede desembocar a medio o largo plazo en mobbing. La diferencia principal entre conflicto y mobbing es que, en un conflicto las partes normalmente presentan un equilibrio de fuerzas, ya sea en el estatus social, profesional, psicológico, etc, mientras que en el mobbing, la víctima está en una situación de inferioridad manifiesta (subordinación, muchos contra uno, etc.).

3 ¿Qué finalidad persigue el mobbing? Mediante la destrucción de la identidad, el sabotaje, el aislamiento y otras maniobras perversas hacia una persona se pretende un objectivo claro: desembarazarse de ella (echarla o forzar su dimisión "voluntaria").

4 ¿En que empresas o tipos de trabajo se puede dar? El mobbing se practica en todas partes donde el tipo de organización lo permita. Predomina en el sector medico-social y educación. Afecta tanto a las empresas privadas como al sector público. Sobre todo donde las tareas no estan bien definidas.

5 ¿Qué conductas o actitudes son mobbing? El mobbing puede tener muchas formas según la cultura y la sociedad. Desde formas muy sutiles, casi imperceptibles a conductas claramente evidentes a los observadores externos.

- Ataques a las condiciones laborales (presiones y críticas injustas, hacer que cometa faltas o errores, desacreditación profesional, darle objetivos y negarle los medios para conseguirlos…)

- Aislamiento y rechazo de la comunicación (hacerle el vacio, rechazar todo contacto incluso el visual, aislamiento físico, no se la deja hablar, no se la escucha…)

- Atentados a la dignidad (descalificaciones, críticas y injurias personales, burlas, gestos de menosprecio, se hacen correr falsos rumores, se dice que es una persona enferma mental, se atacan sus creencias, su origen, su físico…)

- Violencia verbal, física o sexual (amenazas físicas, empujones, portazos, gritos, invasión de su vida privada: llamadas telefónicas o en su casa, desperfectos a sus propiedades…)

Pero sobretodo nadie le dice nada ni le hace ningún reproche claro (porque no existen o son banales) y así la víctima está atrapada y inmobilizada; no sabe de que se la acusa y se desestabiliza.

La víctima no entiende nada, cree que todo es culpa suya y que está "perdiendo los papeles".

6 ¿Existe un proceso observable? Aunque cada caso és único y tiene unas características propias dependiendo de los protagonistas y del contexto, en muchos casos suelen darse cinco fases:

- Incidentes críticos: La situación desencadenante del acoso suele verse como un conflicto que en un momento dado adquiere mayor proporción. Esta primera fase no constituye propiamente mobbing y suele durar muy poco.

- Acoso y estigmatización: El acoso son determinados comportamientos que tomados aisladamente son anodinos pero la repetición sistemática con propósitos hostiles suele estigmatizar la víctima. Existe una manipulación agresiva y las conductas adquieren una intencionalidad perversa.

- Intervención de los responsables jerárquicos (management): Debido al proceso de estigmatización es frecuente situar la responsabilidad en la víctima cuando en realidad es del agresor. Los superiores tienden a hacer propios los prejuicios y estereotipos proyectados por el agresor. A esto se añade la tendencia natural a terminar rápidamente con el problema y el resultado práctico suele consistir en el atropellamiento de los derechos de la víctima (a ser escuchado, a una evaluación objetiva, a un juicio imparcial, a la igualdad en el trato…) que ve incrementada así su estigmatización como "oveja negra".

- Solicitud de ayuda especializada externa y diagnóstico incorrecto: Si la persona acosada busca ayuda psicológica es probable que basen el diagnóstico en su estado actual (ansiedad, depresión, obsesión…) y no tengan en cuenta el contexto. Hay pocos especialistas que reconozcan y traten un problema que tiene su origen en la propia organización del trabajo y/o en la personalidad morbosa de los acosadores. Estos diagnósticos incorrectos refuerzan la estigmatización previa de la víctima.

- Pérdida del puesto de trabajo: Todo está a punto para que la víctima sea "borrada" del lugar de trabajo. Muchas víctimas no pueden resistir el acoso, desasistidas por la empresa y mal diagnosticadas por los profesionales, sin otra opción profesional dimiten con tal de escapar. En situaciones más extremas pueden llegar al suicidio.

Los que resisten entran en una espiral de bajas laborales intermitentes o continuadas, incrementando así la probabilidad de despido. Las investigaciones concluyen que el mobbing sólo finaliza con la salida a medio plazo de la víctima de su lugar de trabajo.

7 ¿Existen perfiles personales de los protagonistas? No, en principio todas las personas pueden ser víctimas, agresores y/o cómplices en un momento u otro de su vida laboral. El mundo real no separa de un lado los perversos malignos y del otro las víctimas inocentes. Incluso sin mala intención, todos podemos, en ciertos contextos, situaciones y frente a ciertas personas, mostrar actitudes perversas. El problema no es el individuo en sí, sinó cierto tipo de comportamientos que es necesario denunciar.

Ahora bien, existen factores de riesgo para ser víctima: personas atípicas, personas demasiado competentes, que se resisten al formataje, sin una red social de apoyo, representantes sindicales, mujeres embarazadas, mayores de 55 años, víctimas inocentes en el sentido del chivo expiatorio, etc.

Por lo que respecta al agresor hay que tener en cuenta que el objetivo del mobbing es controlar y dominar al otro invadiendo su territorio psíquico. No se trata de reacciones que implican una descarga de agresividad a causa de malas condiciones de trabajo, sinó de una firme voluntad.

Si bien ciertos contextos pueden ser desestabilizadores para cualquier persona, no todo el mundo puede convertirse en acosador. Ciertos perfiles psicológicos tienen más riesgo (trastornos paranoicos, obsesivos, personalidad narcisista…).

Los que resisten es, sin duda, porque sus valores morales son más sólidos.

8 ¿Por qué surge el mobbing? Las causas pueden ser diversas y radican en la precariedad laboral y/o en las estructuras sociales que encontramos en empresas u organizaciones. Eso y los errores de gestión empresarial provocan estrés y frustración que desemboca en conflictos.

Un conflicto latente, no resuelto y del que no se habla, desemboca fácilmente a medio o largo plazo en mobbing.

Pero también hay otra explicación. La frecuencia del mobbing en las asociaciones, sobretodo en las ONGs muestra claramente que el fenómeno no está ligado solamente a criterios económicos, a la rendibilidad o a la concurrencia del mercado, sino mucho más a la voluntad de la toma de poder.

9 ¿Es un problema personal entre empleados o concierne a la empresa? Naturalmente llega a ser finalmente un problema "personal". Pero en el trabajo nunca debería llegar a serlo. Tanto las causas como las consecuencias son claramente problemas que competen a la dirección de la empresa que tendría que procurar las necesarias medidas preventivas, a través de los técnicos en prevención, una formación adecuada en resolución de conflictos de sus cuadros y programas de mediación para los casos existentes.

10 ¿Se trata de un nuevo problema social o ya existía? El mobbing es realmente muy viejo, existe en diferentes culturas y civilizaciones. Las investigaciones llevadas a cabo por Leymann llegaron a hacerlo más transparente y accesible, tal y como aparece hoy en día en el ámbito laboral. A partir de Leymann otros investigadores han continuado su labor iniciando otras lineas de investigación.

11 ¿Se puede enfermar por causa del mobbing? En el mobbing la sintomatologia que presentan las víctimas es muy estereotipada y va más ligada a la intensidad y duración de la agresión que a su estructura psíquica. Que una persona sea histérica, obsesiva o fóbica no importa; en un primer momento lo que predomina es un cuadro traumático común a todos los traumatismos psíquicos, con una duda: "Es verdad o estoy loco/a?"

La estructura psíquica inicial reaparecerá cuando la persona tenga la posibilidad de nombrar lo que le pasa y de ser escuchada. Esta sintomatología específica es de tal magnitud que es posible para un clínico, con una experiencia en este tipo de situaciones, observar el mobbing únicamente a partir de las consecuencias sobre la salud de las personas y distinguirlas de quejas abusivas.

El estrés post-traumático es una de las secuelas características en muchas víctimas (reexperimentación del trauma, hipervigilancia, conductas de evitación hacia los estímulos relacionados con el trauma).

Otro estudio revela alteraciones de efectos perniciosos agrupadas en 6 apartados:

- Efectos cognitivos e hipereacción psíquica: trastornos de atención y memória, irritabilidad, ansiedad, depresión, sentimientos de inseguridad…

- Síntomas psicosomáticos de estrés: cefaleas, alteraciones del apetito y trastornos intestinales, llanto, aislamiento, sensación de nudo en la garganta…

- Síntomas de desajuste en el sistema nervioso autónomo: sudoración, ahogos, palpitaciones, hipertensión…

- Síntomas de desgaste físico producido por estrés mantenido: dolores lumbares y cervicales, musculares (fibromialgia)…

- Trastornos del sueño: dificultades de conciliación, insomnio o somnolencia, pesadillas…

- Cansancio y debilidad: debilidad, desmayos, temblores, fatiga crónica…

12 ¿Qué consecuencias acarrea a las víctimas? Puede llegar a destruir su vida profesional y social; en casos graves puede llegar al suicidio.

13 ¿Qué le cuesta al empresario? El empresario tiene que asumir una serie de gastos (deterioro del clima de trabajo, bajas laborales, pérdida de productividad -el mobbing lleva su tiempo-, falta de motivación de los empleados…).

14 ¿Qué pierde la sociedad? La sociedad es la que soporta realmente las nefastas consecuencias del mobbing y no se trata sólo de pérdidas económicas. El mobbing es un ejercicio de intolerancia, de intransigencia, de discriminación, de envidia… Si algunos individuos no pueden detener por sí mismos estos processos destructivos, la sociedad deberá intervenir y establecer una legislación, como ya se ha hecho en algunos paises europeos.

15 ¿Se puede hacer algo contra el mobbing? Se puede y se debe. Las empresas tienen que responsabilizarse, hay que reglamentar específicamente el mobbing.

Cuando el proceso de mobbing es incipiente, es posible la mediación. Cuando las consecuencias sobre la salud son graves, el mobbing debe ser reconocido como accidente de trabajo.

Para acabar con el mobbing es necesaria una voluntad de cambio por parte de las empresas, pero también de cada asalariado sea cual sea su posición o cargo en la empresa.

CCAM (Col.lectiu contra l'assetjament moral. Catalunya 2001)


index


Reciba el BOLETÍN de Mobbing.nu
Email:
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates
| foros.nu
últimas noticias | archivo | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda | Webmaster
disclaimer | descargo de responsabilidad | déni de responsabilité
envíe esta página | envii aquesta pàgina | envoyez cette page | tell a friend


06.03.2003

index